La Primera Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), que fue llevada a cabo de manera conjunta entre la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y la Alianza para la Inclusión Financiera (AFI), proporciona una información valiosa sobre el acceso y uso de instrumentos de ahorro, créditos y seguros, así como indicadores de remesas, planeación para el retiro y uso de canales financieros, que servirá de apoyo en el diseño de políticas públicas orientadas a incrementar la inclusión financiera en México.

La encuesta que se publicó en abril del 2013, muestra resultados de una muestra de 6,113 hogares, de las cuales 2,530 fueron levantadas en localidades menores de 15,000 habitantes y 3,583 en localidades de 15,000 o más habitantes, a las que se les considera urbanas. En lo referente a estratos socioeconómicos, 422 encuestadas fueron realizadas en el estrato alto, 1,209 en el medio alto, 3,091 en estrato medio bajo y 1,391 en el estrato bajo. La encuesta permite inferir resultados a nivel nacional y a nivel de localidades mayores y menores de quince mil habitantes.

La información permite analizar diversas variables desde el lado de la demanda de los servicios financieros; en función a ello, la Universidad Anáhuac México Sur, viene realizando una investigación doctoral sobre los factores determinantes del ahorro y seguros en la población urbana y rural.

El ahorro es un mecanismo que permite a las familias atenuar momentos de incertidumbre ante ingresos volátiles o situaciones adversas inesperadas. Asimismo, el desarrollo financiero tiene un efecto positivo en el crecimiento económico de un país y mantiene una correlación negativa con la desigualdad, es decir, a mayor desarrollo financiero se reduce la desigualdad económica.

A  pesar de los efectos positivos de contar con ahorro, actualmente cerca del 50% de la población adulta en el mundo no tiene una cuenta bancaria. Esto representa un colectivo global que supera los 2,500 millones. Las barreras que provocan que las personas involuntariamente no participen en servicios financieros formales pueden ser de precio (todas aquellas relacionadas a los precios cobrados por la prestación de servicios financieros) y no relacionadas al precio (infraestructura, productos inadecuados, información, confianza o factores culturales). De esta manera, identificar posibles soluciones a dichas barreras puede redundar en un incremento en el uso de instrumentos de ahorro, con su consecuente efecto positivo en el crecimiento económico, la reducción de la desigualdad y, por ende, en un mayor bienestar de las familias.

Con relación a México, para el caso de instrumentos formales, en la ENIF se encontró que el 35.5% de la población utiliza medios de ahorro, un porcentaje relativamente bajo comparado con otros países de la región.
En resumen, el ahorro es importante, tanto a nivel familiar, por sus características de previsión financiera ante la incertidumbre, como macroeconómico dada su relación con el crecimiento económico y con la reducción de la desigualdad. Hay un colectivo grande en México que no tiene acceso a servicios financieros formales, sin embargo si tiene capacidad y necesidad de ahorro así como de seguros y hoy utiliza mecanismos informales.
Identificar las barreras que impiden a estas familias el usar instrumentos formales, permitirá proponer alternativas para lograr un mayor ahorro, y por ende mayor crecimiento económico y bienestar familiar.

La investigación doctoral que se viene realizando ha permitido identificar diferencias significativas entre la población urbana y rural; lo que implica realizar políticas públicas en función al tipo de población; así como en un primer acercamiento por medio de modelos econométricos, determinar que al margen de la variable ingreso como explicativa para contar con una cuenta de ahorro formal, es importante factores vinculados a la educación financiera como el control de sus gastos; así como el acceso y conveniencia de disponer de sus ahorros en cualquier momento a través de los cajeros automáticos.

La investigación doctoral permitirá identificar los principales factores determinantes del ahorro y seguro por tipo de población, así como plantear políticas públicas para incrementar la inclusión financiera en México.

Para mayor información, contactar al Dr. José Carlos González Núñez
e-mail: josecarlos.gonzalez@anahuac.mx