La relevancia de estudiar a las instituciones de microfinanzas se sustenta en el hecho de que los pequeños y medianos empresarios que constituyen la mayoría de la empresas en México, alrededor del 98%, en general, han tenido un acceso muy limitado a los servicios financieros formales, incluyendo tanto préstamos como facilidades de depósitos y de transferencias de fondos.

Para mejorar el desempeño de las instituciones de microfinanzas (IMF) y de finanzas populares, la Universidad Anáhuac México Sur, viene realizando una investigación para desarrollar un modelo teórico y aplicar un método de medición que permita construir un índice del desempeño global de las instituciones así como de las diversas áreas funcionales de una empresa dedicada a ofrecer diversos servicios financieros al segmento de población popular o de ingresos relativamente bajos.

Tradicionalmente diversos estudios han priorizado medir la dimensión financiera, con sus diversos indicadores, sin embargo existen otras áreas o dimensiones que tienen impacto en el desempeño institucional.  Las instituciones de financiamiento popular son entidades en la que es de suma importancia considerar el rol  de sus colaboradores o trabajadores y la satisfacción de los clientes, así como, el método que utilizan para otorgar los créditos, la búsqueda continua de ofrecer un mejor producto, el conocimiento del mercado y la forma de tomar las decisiones estratégicas, entre otros aspectos. 

El modelo que se propone en la investigación mencionada considera siete dimensiones que se señala a continuación: la organización, responsabilidad social, gestión de procesos, gestión de mejora continua, gestión de mercado, gobierno corporativo y gestión financiera.

Para validar el modelo teórico, se ha desarrollado el denominado instrumento de medición, que contiene una serie de ítems o preguntas por cada dimensión para medir su desempeño ya que cada dimensión aporta valor y con base a ello se construye el índice global de competitividad institucional. A continuación se detalla lo que aporta cada dimensión.

1.    De la dimensión de organización
, se mide si cuenta con una estrategia, (misión, visión, valores), si ha realizado un plan de negocio que incluya objetivos, acciones, metas, si cuenta con procedimientos, si realiza evaluación  y una estructura que tenga un capital humano capacitado, integrado y desarrollado.

2.    La responsabilidad social que valúa si el ambiente está alejado de la discriminación, procura la calidad de vida de sus colaboradores, participa en iniciativas en beneficio de las comunidades, con pleno respeto a las personas y el medio ambiente.

3.    Los procesos que verifica si se cuenta
con diagramas de flujo y manuales de operación, si estos son conocidos por los colaboradores, el grado en que son utilizados y el seguimiento para actuar dentro de lo establecido.

4.    La mejora continua que precisa si se cuenta con programas y sistemas que atienden las quejas sugerencias y recomendaciones, que permitan agregar valor con base en la innovación

5.    El mercado cliente que evalúa si se cuenta con los productos financieros que requiere el mercado, si los oficiales de crédito cuentan con los conocimientos y herramientas necesarias para atender el mercado así como el sistema de evaluación de satisfacción del cliente.

6.    El gobierno corporativo que comprueba si se cuenta con un consejo administrativo con consejeros independientes, capaz de evaluar y medir el desempeño de la administración de las instituciones, tomando decisiones que se enfocan a aumentar el valor de la sociedad.

7.    La gestión financiera que calcula los patrones de desempeño, esto es, calidad de la cartera crediticia, rentabilidad, viabilidad financiera, productividad y crecimiento.

La investigación que se viene realizando, se encuentra en la etapa de mejorar el instrumento de medición para proceder a validarlo con base a una muestra de las instituciones y así validar no sólo los ítems, sino también la importancia de cada dimensión y por ende el modelo teórico.

La importancia de la investigación es resolver el problema de que no existe un sistema de medición integral del desempeño para las instituciones de finanzas populares. Una de las ventajas de contar con una medición por cada dimensión y de medir el desempeño a nivel global, radica en que se puede identificar las debilidades en cada área y con ello realizar las acciones de mejoras para elevar el desempeño institucional global.