Como un logro más en la penetración al mercado Latinoamericano, el Consorcio Latinoamericano para Capacitación en Microfinanciamiento (COLCAMI), inicia sus actividades de capacitación y asistencia técnica en Venezuela, atendiendo a la demanda del Fondo de Desarrollo Microfinanciero (FONDEMI), el cual está teniendo actualmente una importante participación en el sector microfinanciero venezolano.

FONDEMI, es una institución de segundo piso, que otorga servicios financieros a través de Microbancos Comunitarios reconocidos en Venezuela como entes de ejecución, es decir; Cooperativas, Asociaciones Civiles, Fundaciones, Fondos Regionales y Municipales, así como al Banco del Pueblo Soberano, Banco de Desarrollo de la Mujer y cualquier otro grupo organizado y jurídicamente constituido.

Así que, por requerimiento de FONDEMI, COLCAMI diseñó y ejecutó un Programa de Capacitación para contribuir al proceso de fortalecimiento institucional dirigido a organizaciones de Microfinanzas y Fondos de Financiamiento a la Micro y Pequeña Empresa, y se contó con la asistencia de treinta entes de ejecución microfinancieros representativos del sector.

El Programa de Fortalecimiento comprendió la realización de cuatro cursos – taller a cargo con una carga horaria de 80 horas académicas impartidos por los especialistas:

Pedro Calderón quien impartió Metodologías de Crédito a la Micro y Pequeña Empresa, Ma Elena Pérez Muñoz que tuvo a su cargo el taller de Administración de Cartera, Saneamiento y Control de Morosidad, Marco Antonio Deschamps quien dicto Benchamarking y Norma Arellano que trabajo con el grupo impartiendo Mercadotecnia para Servicios Financieros.

El propósito general fue el de proporcionar herramientas para mejorar la productividad, y los objetivos base del programa fueron que las instituciones que asistieron a la capacitación, se prepararan para un proceso de mejora continua en los indicadores de desempeño, corrigieran errores, se identificaran y atendieran áreas débiles y cuellos de botella y, en general, se establecieran las acciones al término de las cuales las organizaciones contaran con procedimiento y operaciones eficientes.

Los objetivos fueron cumplidos en su totalidad, los asistentes participaron activamente durante las 80 horas de duración del evento ya que, el 60% del tiempo fue dedicado a trabajo práctico a partir de exposiciones y conceptos proporcionados por el especialista que impartió cada curso, todos los participantes mostraron mucho interés el cual se reflejó en su desempeño y las conclusiones a las que se llegaron fueron sustanciosas y de gran interés personal e institucional.